Category Archives: Diseño

Todos apreciamos una buena vista

La búsqueda del equilibrio perfecto lleva al nivel del arte al diseño. No es una casualidad que grandes diseñadores ostenten honorarios muy sustanciosos producto de su trabajo. La creatividad; pero muy importante, también el conocimiento, llevan a estos profesionales a superar barreras que parecían infranqueables.

El paisajismo es una de las vertientes que más demanda tiene en estos tiempos en donde la naturaleza y la ciudad o los espacios habitables, demandan un conocimiento de la estética y también de la funcionalidad. De nada sirve algo muy hermoso si no funciona bien para quienes le darán uso. No se trata de obras de arte, se trata estética funcional e innovadora.

¿Tienes claro lo que es el paisajismo?

Lo podemos definir de dos maneras, una nos orientamos al enero de la pintura que como es obvio se dedica a la representación del paisaje natural en sus diferentes manifestaciones, grandes exponentes de esta línea son: Vincent van Gogh, Claude Monet, Paul Cézanne, el Greco, Joan Miró, entre otros. Cada uno de estos pintores se especializó en un tipo de paisaje en especial y plasmaron en sus magníficas obras, la belleza de la naturaleza dejándolas como recuerdo para posteridad.

Por otro lado hay una definición que tiene que ver con el plano arquitectónico, en donde se planifica y se diseña en función de jardines y parques. Los hay de diferentes estilos como: paisajes bucólicos, minimalistas, coloridos, hay de todo y por supuesto surgirán más, todo tiene que ver con la forma como estos especialistas ven el mundo y como dice el refrán: “cada cabeza es un mundo”.

¿Se puede desligar lo arquitectónico del diseño de interiores y del de paisajismo?

jardines de versalles

Haciendo honor a la verdad no son interdependientes, es decir, lo que haga el uno afecta al otro y como es conocido el equilibrio, el balance es algo fundamental en lo estético y en lo funcional. La coexistencia de los conceptos debe ser coherente, una arquitectura moderna requiere de la misma modernidad en el diseño interior y en el paisaje. No esperarás ver una estructura de vidrios y metales con formas arriesgadas, y al entrar consigues un diseño interior al estilo del siglo XV, además con un jardín zen. Es una verdadera locura.

Hemos habitado siempre con un marco natural, ese espacio es modificado; pero desde los tiempos más remotos la modificación siempre se ha hecho en torno a lo que nos rodea, por un lado porque hay una condición natural en ser humano a la armonía y por el otro porque es más conveniente.

Las ventanas y los espacios de luz son diferentes en cada lugar y a lo largo del tiempo hemos evolucionado en el aprovechamiento de esos lugares, optimizando los recursos y haciéndolo más estético. Coexistimos con otros seres, somos parte de la naturaleza y ahora estamos volviendo a entenderlo. Necesitamos desarrollo sustentable y eso significa el mejor uso de lo que tenemos.

Cuando te mudas a un lugar lo primero que buscas es sentirte a gusto con lo que te rodea y a la mayoría de las personas les encanta la naturaleza, por lo menos aunque sea solo para verla.

¿Por qué crees que las vistas al mar, o a la montaña o una vista panorámica de la ciudad son tan costosas?

gran vista

Sin saberlo, seguramente lo que buscas es armonía, la gente paga mucho por ello y eso no es más que un réplica de cómo es la naturaleza. Cuando ves un río, sus riberas se ven verdes, no son un desierto, eso es armonía, es la lógica de la naturaleza. Exactamente eso es lo que tiene como norte el paisajismo de hoy en día, hacer que todo parezca muy natural, con el estilo que prefieras claro está; pero que exista el balance necesario.

En este camino han surgido todo tipo de tendencias, como por ejemplo la arquitectura bioclimática. Un jardín de este tipo está diseñado para el bajo consumo de recursos como mantenimiento, agua, e incluso sol, se busca la eficiencia energética con un nivel paisajístico de altura que por un lado ahorra recursos y por otro da grandes aportes ecológicos. Todos ganan, además del ambiente, las personas tienen algo hermoso que ver y que les recuerda que mantener la naturaleza es muy importante.

Un aspecto muy interesante es que estos paisajismos pueden hacerse tanto fuera como dentro de las estructuras. Nunca será lo mismo llegar o entrar a un lugar que no tenga paisajismo que llegar a uno que sí, la diferencia no solo salta a la vista, sino que es algo que se siente, por lo que he comentado de la estrecha relación que tenemos como seres humanos con la madre naturaleza. Ya sea un jardín hecho con plantas artificiales de gran calidad o naturales, eso lo cambia todo; pero el punto de este escrito es que para hacer eso hay que tener una preparación, un conocimiento, que en lugar de restar, sume.

¿Se deben tener conocimiento de biología?

paisajismo

Eso es fundamental, cada planta necesita un tipo de suelo y ambiente para ser saludable. Las condiciones climáticas terminan siendo vitales para estos seres vivos. No porque sea bonito tener un árbol de dátiles lo vas a traer para diseñar tu jardín, es probable que las condiciones no sean las adecuadas y termine muriendo. Por otra parte si creas un microclima especial para esa especie en particular habrá otras especies que no puedan vivir en él. Debe haber coherencia y replicar lo que hace la naturaleza.

Hay vegetales que no puede convivir con otros, hay otros que atraen a cierto tipo de insectos que pueden resultar inconvenientes. Mientras se respete más el orden natural el diseñador de paisajismo estará más cerca de ir en consonancia con el objetivo de sustentabilidad que tanto se busca.

Published by:

El talento no es suficiente

Si descubres lo que la gente quiere, una parte del éxito ya está garantizado.

El éxito de un diseño no solo tiene que ver con un talento relacionado con el arte o la técnica. El elemento de conocer las necesidades del cliente es fundamental. Es muy común que los clientes no tengan claridad en lo que quieren y además que lo necesiten para ayer.

El diseñador de cualquier cosa, sea diseño de interiores, un arte para un anuncio publicitario, un jardín, un negocio, o lo que fuere, necesita descubrir a través de preguntas que son determinantes, lo que está rondando en la cabeza del cliente. Algunos clientes osados, solo contratan por la obra y la firma del diseñador y aceptan cualquier cosa que este les sugiera, aunque luego no les guste terminarán pagando por tener un diseño de alguna firma famosa, porque seguramente lo que necesita es eso, a fin de cuentas cualquier cosa que haga uno de esos diseñadores reconocidos debe ser buena.

diseñadores

Pero en la mayoría de los casos, incluso, dejando todo al libre albedrío del diseñador, este siempre debe saber para qué será su diseño. Aquí hay dos líneas claras de seguir: una, el diseñador conoce del proyecto, sus objetivos, sus usos y hace una propuesta en función de su experiencia y la otra línea en la que hay algunas sugerencias del cliente en relación a lo que le gustaría que comunicara el espacio a diseñar, si quiere algo acogedor, salvaje, romántico, clásico, etc.

Depende del tipo de diseñador el tipo de preguntas que deberá realizar para conseguir el insumo necesario para comenzar con su trabajo creativo. El camino para llegar al arte final es diferente para cada diseño, aunque el proceso contenga los mismos pasos, cada diseño es como la vida de cada persona. Nacemos, crecemos, algunos nos reproducimos y luego morimos; pero cada quien aún viviendo en la misma casa, hace un recorrido diferente. Así que todo dependerá de cómo se den las cosas en cada situación.

Es clave preguntar, y saber hacer las preguntas correctas puede ayudar a realizar el trabajo en mejor forma, a veces se suele oír la respuesta de un cliente frente a la propuesta de diseño que dice: es exactamente lo que quería. El saber interpretar lo que otra persona expresa es un juego lingüístico nada fácil de dominar; pero con los años y el entrenamiento los diseñadores desarrollan esa capacidad.

Las preguntas cerradas deberían ser usadas para precisar; pero lo recomendable para el diseñador es hacer preguntas abiertas para abrir como: ¿En qué piensas cuando imaginas el lugar que se diseñará? Esto le permitirá al cliente hablar libremente, es obvio que no se debe llegar con un cuaderno, sentarse frente al cliente y comenzar como si fuese un interrogatorio policial.

pantalla diseño

Lo ideal es que todo fluya en una conversación sin que el cliente perciba que lo estás interrogando. Partiendo de la pregunta inicial y después de haber escuchado bien al cliente exponer lo que imagina, podrás ir haciendo preguntas más cerradas, por ejemplo: ¿Ese lugar lo imagina amplio o más bien como algo acogedor?, ¿Le gustaría que estuviese marcado por lo sencillo o desearía que fuera impactante? Son preguntas con las que como diseñador podrás ser más agudo en la realización de la propuesta. Lo demás dependerá de tu talento, hacer el diseño con los insumos necesarios te permitirá lograr incorporar tus elementos artísticos y al mismo tiempo cumplir con los deseos del cliente, algo que redundará en beneficio de tu marca como diseñador.

Published by:

Cuando menos es más

Los gustos de las personas suelen ser tan variados como lo son las características individuales de cada quien. Pero hay gustos que solemos compartir con otras personas, la música por ejemplo, nos gusta la música pop; pero dentro del género pop hay una variedad de ritmos y subcategorías que atienden a necesidades más particulares aún. Partiendo de la premisa que la persona humana es gregaria, nos unimos a grupos para sentirnos mejor y mientras más grande es el grupo, entonces aunque algunos en él tengan diferencias, que es obvio que las tengan, compartimos un gusto.

Esos gustos marcan la moda, la forma en la que vestimos, cómo decoramos nuestras casas o apartamentos, el auto que nos compramos e inclusive hasta la forma de vida que llevamos como ir al gimnasio, comer cierto tipo de comida, ir a ciertos lugares, etc.

Entre las tendencias con mayor aceptación desde 1960 está el minimalismo, que por decirlo de una manera sencilla, es una corriente artística que presenta las cosas con sus atributos esenciales. Transmite pureza, tranquilidad, sencillez, buen gusto, distinción, entre muchas otras sensaciones que hacen que esta tendencia cobre fuerza y continúe siendo moda. Así para el diseño de interiores de una oficina minimalista, solo tendríamos, colores planos, si hay un escritorio, mantenerlo sin objetos encima y si los hay, que sean uno o dos. Es importante  que cada objeto tenga su espacio y que haya suficiente entre uno y otro.

interiores

El minimalismo propone en esencia, espacios que evoquen un estilo de vida austero, eso es considerado de buen gusto puesto que se valora el no hacer uso de objetos innecesarios, el hacer uso de lo estrictamente imprescindible evitando el derroche. Imaginen lo que eso significaría en una oficina de un gerente de un banco, o de un jefe de negocios. De inmediato quien entre a la oficina podrá percibir lo importante que es cada elemento dentro de ella y eso reforzaría el mensaje de que el banco aprecia cada Dólar, cada Euro que está en juego, lo cual termina reforzando que velan por los intereses de sus clientes. Cada centavo aportado, es valorado sea de una gran empresa o de una gran empresa.

El diseño de interiores comunica y hay que aprovecharse de eso para que este diga lo que queremos decirle a los demás, sean amigos, porque se trata de la vivienda o sean clientes, porque se trata de un negocio.  Imagine solo por un momento, que entra a una casa abarrotada de muebles al estilo Luis V, repleto de obras de arte, con alfombras persas, decorado todo en madera y con baja luz en un espacio pequeño. Es un estilo para decorar  ¿Cierto? Pero no será paz, confort, elegancia, amplitud lo que muestre y eso no significa que esté mal, solo que comunicará su gusto por el arte; pero no por la decoración.

enfoque minimalista

El enfoque minimalista cuando se presenta en una de las formas preferidas, con mucho blanco, tiene un poder increíble en las personas, y ese poder es positivo, es energizante al tiempo que pacífico, permite destacar aún más cada detalle de los elementos que están dispuestos en el lugar, todo ocupando el espacio preciso, sin perder recurso alguno, haciendo que quien esté en ese ambiente quede cautivado por su carácter impecable.

El tener muchas cosas hermosas en un lugar no significa tener buen gusto, la distribución de los elementos es primordial, si se quiere mostrar a belleza de cada obra.

Published by: